Sistemas de agua de circuitos cerrados

Los sistemas de agua de circuitos cerrados están diseñados para suministrar agua caliente o fría a un intercambiador de calor y, después, devolver el agua al punto de origen para repetir el proceso.
Los dos principales problemas que se presentan en este tipo de sistemas de agua de circuitos cerrados son principalmente las incrustaciones y la corrosión.
Mientras que las incrustaciones puede ser un problema en el agua a muy alta temperatura, el problema más común en cualquiera de los circuitos cerrados de calefacción o de refrigeración es la corrosión. En la medida en que el agua se calienta, los efectos de la corrosión serán más pronunciados; por lo tanto, se requieren mayores niveles de productos químicos en
los sistemas de agua caliente de circuito cerrado.
Para tratar estos problemas, en Kem Canarias te ofrecemos una serie de productos muy efectivos, de alta calidad.

Mostrando todos los resultados 5

Mostrando todos los resultados 5