Publicado el

Cómo limpiar una olla quemada

Cómo lavar y recuperar una olla quemada

Un pequeño despiste en la cocina, o incluso el uso de ollas, sartenes y cacerolas viejas o en mal estado pueden provocar que la comida se nos pegue o que nuestro menaje quede totalmente quemado. Esto no solo supone un problema para la vista, haciendo que nuestra vajilla luzca deteriorada, sino que, además, puede provocar que nuestras comidas acaben teniendo un ligero regusto a quemado.

Si te ha pasado esto recientemente, debes saber que limpiar y recuperar tu olla o sartén quemada es posible, y que no es necesario que la tires a la basura. En la mayoría de los casos, simplemente utilizando los productos correctos, podrás dejar tu menaje como nuevo.

Cómo lavar una olla quemada por dentro

Si se te ha pegado la comida en tu cacerola, olla o sartén, actuar con rapidez te puede ayudar a deshacerte de las incrustaciones de comida quemada mucho más fácil.

  1. El primer paso será llenar la olla con agua muy caliente y lavavajillas.
  2. Déjalo reposar un buen rato.
  3. Una vez se hayan ablandado los restos de comida, lava con un estropajo como de costumbre.

Remedios caseros para limpiar una olla quemada por dentro

Si quieres recuperar una olla quemada por dentro también puedes probar estos remedios caseros con productos que solemos tener en casa siempre.

Zumo de limón

Si tienes en casa ollas, fuentes de horno, sartenes o cacerolas quemadas, o con restos de comida, puedes usar agua hirviendo con zumo de limón. El ácido de esta fruta será de gran ayuda para eliminar las incrustaciones. También puedes cortar un trozo de limón y restregarlo directamente sobre la zona quemada.

Vinagre blanco

El vinagre blanco es comúnmente utilizado en las tareas de limpieza por sus múltiples propiedades. Puedes usarlo como desinfectante natural en suelos, azulejos, cristales, utensilios de cocina como las tablas de cortar… e incluso para eliminar pesticidas de la fruta y la verdura. También es efectivo para eliminar malos olores provenientes de bacterias, hongos u otros organismos y como un potente desatascador natural en conjunto con el bicarbonato de sodio.

Pero además de todas estas utilidades, el vinagre blanco posee un poderoso poder desincrustante que te puede ayudar a eliminar el quemado de las ollas de la cocina y a recuperar su brillo. Para ello, tan solo deberás aplicar vinagre en el fondo de la olla y zonas quemadas, y hervir hasta que se evapore completamente. Verás que una vez realizado este proceso la suciedad será más fácil de eliminar.

Sal o bicarbonato

Otro remedio muy fácil, rápido y efectivo para eliminar restos quemados consiste en cubrir la parte quemada de la olla o sartén en cuestión con agua y poner a fuego medio. A continuación, añadiremos unas dos o tres cucharadas de sal o bicarbonato y esperaremos hasta que el agua comience a hervir. En este momento deberemos retirar la olla del fuego, dejamos enfriar un poco y la fregamos como de costumbre. De ser necesario, puedes rascar con una espátula de madera para que sea más fácil eliminar las incrustaciones.

Coca Cola

Si bien es cierto que la Coca Cola puede no ser tan buena para tu salud por la gran cantidad de azúcares que contiene, en los últimos años se le han otorgado otros muchos usos, especialmente en los referidos a la limpieza, que te harán querer tenerla siempre en casa.

Desde la limpieza del váter hasta para eliminar chicles pegados, la Coca Cola, es utilizada en muchos remedios caseros. En esta ocasión, te hablaremos de su utilidad para limpiar ollas quemadas.

Para probar sus resultados, procede a verter un poco de esta bebida gaseosa en la olla y llévala a ebullición a fuego lento. Luego, retira del fuego y procede a eliminar la zona quemada con un estropajo o una espátula de madera o plástico.

Recuperar una olla quemada por fuera

A veces el fuego muy fuerte y el aceite de las comidas puede generar que las ollas y las sartenes se vayan quemando por fuera, perdiendo además todo el brillo. A continuación, te enumeramos los pasos para recuperar tu olla quemada por fuera:

  1. En primer lugar, crea una pasta con bicarbonato y vinagre. Debe tener una consistencia que permita extenderla luego por la olla.
  2. Recubre con la pasta toda la zona quemada de la olla y deja actuar al menos 20 minutos.
  3. A continuación, impregna una esponja o estropajo con vinagre blanco y frota por la zona a tratar. Si las incrustaciones son muy difíciles de quitar, y tu menaje es de acero inoxidable o aluminio, puedes utilizar un estropajo metálico.
  4. Finalmente, lava la olla como de costumbre y vuelve a repetir todo el proceso si fuera necesario.

Cómo limpiar una olla quemada de acero inoxidable o aluminio

Para limpiar una olla, sartén o cacerola de acero inoxidable, hierro, aluminio o cobre puedes seguir cualquiera de los métodos comentados anteriormente. En este tipo de material podrás usar sin problemas un estropajo abrasivo para ayudarte a eliminar las costras de comida requemada y aceites, e incluso servirte de un estropajo metálico de acero inoxidable o estropajo brillo para recuperar tu menaje de cocina.

Cómo quitar el quemado de una olla de teflón o cerámica

Las ollas, cacerolas y sartenes de teflón o cerámica requieren una limpieza mucho más delicada. Normalmente, todas las baterías de cocina antiadherentes están fabricadas con estos materiales.

Para lavarlos y quitar los restos quemados, a diferencia de las de acero inoxidable o aluminio, no podremos utilizar un estropajo abrasivo o metálico, ya que podríamos dañar la superficie, haciendo que las comidas se peguen con mayor facilidad. En su defecto, utilizaremos una esponja suave o estropajo azul no abrasivo. Asimismo, si fuera necesario, podemos servirnos de algún utensilio de madera, silicona o teflón para rascar las zonas quemadas.

Productos profesionales para grasas y suciedades muy incrustadas

Para terminar este artículo te recomendamos, a continuación, algunos productos profesionales que puedes usar para tratar grasas y suciedades muy incrustadas y difíciles de eliminar con los métodos comentados anteriormente. Son productos especialmente formulados para la limpieza de hornos, freidoras, campanas, planchas, salamandras… en las que se incrusta una gran cantidad de aceites, grasas y restos de comida.

¿Y tú? ¿Tienes algún otro truco para recuperar tu batería de cocina quemada? Háznoslo saber en comentarios, estaremos encantados de leerlos.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete y recibe nuestros consejos y novedades

Descubre otros artículos recientes del blog