Publicado el

Cómo acabar con las hormigas en verano

Como cada verano, las hormigas nos hacen su particular visita. En casa, en el trabajo, en el jardín… es común encontrarlas en cualquier sitio, pero especialmente en cocinas, despensas, comedores, cafeterías y jardines donde encuentran fácilmente agua y alimento.

Aparecen particularmente en verano para absorber la mayor cantidad de calor posible (su temperatura alcanza hasta los 40ºC) y volver a su hormiguero, donde la temperatura es significativamente inferior para calentarlo. Además, tratan de conseguir la mayor cantidad de alimentos posible para almacenarlos durante los duros meses de invierno.

En este artículo te informamos sobre cómo evitar, por un lado, que aparezcan, y por otro lado, cómo eliminarlas. Además, te mostramos algunos remedios caseros.

¿Cómo evitar que aparezcan las hormigas?

Si no queremos encontrarnos con hormigas en casa o en el trabajo, lo mejor sin duda es prevenir su aparición. Para ello, una buena limpieza es primordial. Además, te damos unos pequeños trucos que te serán de gran utilidad para evitar que entren en tu casa u oficina.

  • Evita dejar restos de comida en encimeras y mesas. Además, si se caen al suelo es recomendable que lo barras lo antes posible ya que los sabores y olores las atrae.

  • Si tienes agujeros o fisuras en paredes, puertas o ventanas, puedes sellarlas con silicona, yeso, masilla o cualquier pegamento para evitar que entren por ahí.

  • Puedes rociar de manera periódica un poco de repelente alrededor de puertas, ventanas y otras zonas por las que creas que pueden acceder. Asimismo, un pequeño truco, pero efectivo, especialmente en verano y épocas calurosas, es poner un poco de cinta adhesiva de doble cara alrededor de ventanas, puertas o zócalos de escalones de entrada, para que queden pegadas.

  • En las tareas de limpieza de tu hogar o local de trabajo puedes incluir un fregasuelos repelente de insectos rastreros, que incluyen en su composición repelentes capaces de evitar su aparición. Tan solo es necesario añadir una pequeña dosis en un cubo con agua y fregar el suelo como de costumbre.

  • Si tienes una mascota en casa, te recomendamos que uses un comedero anti hormigas, que tienen un diseño especial para evitar que éstas y cualquier otro insecto rastrero pueda trepar por el comedero. También puedes optar por usar un cuenco común para la comida de tus mascotas, y colocarlo encima de una pequeña bandeja con agua. De este modo, las hormigas no podrán llegar hasta la comida.

¿Cómo eliminarlas?

Si inevitablemente las hormigas han accedido a tu hogar, no habrá más remedio que tratar de eliminarlas lo antes posible para evitar que creen más hormigueros o se metan en tu cocina y echen a perder alimentos.

  1. El primer paso es detectar dónde están los hormigueros. Para ello, tan solo deberás prestar atención hacía dónde se dirigen las hormigas cuando transportan comida.
  2. Luego, aplica directamente en el hormiguero un producto especial anti hormigas o cualquier repelente para insectos rastreros.
  3. También puedes optar por colocar pequeños cebos de veneno en aquellos lugares por los que se muevan las hormigas. Este tipo de veneno se vende en la mayoría de ferreterías y puedes colocarlo en puntos estratégicos. Las hormigas se sienten atraídas por este tipo de veneno, y lo transportan hasta sus hormigueras pensando que es comida. De este modo, podemos eliminar el problema de raíz, ya que si logramos matar a la hormiga reina evitaremos que se reproduzcan.

Eliminar las hormigas de la cocina

La cocina es el paraíso de las hormigas, pues pueden encontrar una gran cantidad de alimentos de forma fácil. Sin embargo, para nosotros es una odisea, ya que son capaces de romper el plástico que protegen ciertos alimentos y echarlos a perder.

A continuación, te mostramos unos trucos breves para lograr acabar con las hormigas en la cocina.

  • Lleva a cabo una correcta higiene. Esto implica limpiar la cocina cada vez que termines de comer o de cocinar, y barrer el suelo para recoger todos los residuos que hubieran podido caer.
  • Almacena los alimentos preferiblemente en tarros de cristal herméticos o tupperwares de plástico duro o vidrio, ya que las hormigas pueden roer los envases de plástico y cartón.
  • Utiliza un insecticida apto para la industria alimentaria como el ácido bórico. Para ello, mezcle a partes iguales ázucar y ácido bórico y rocíelo en puntos estratégicos. Se trata de un remedio muy efectivo pero que lleva su tiempo en surtir efecto, ya que las hormigas lo trasladan a su hormiguera y puede tardar un tiempo en que la hormiga reina sea infectada.
  • Emplea repelentes naturales como las hojas de menta, albahaca o hierbabuena en despensas y alacenas. También puedes optar por rociar en pequeñas esquinas y rincones alimentos aromáticos como el café, la pimienta negra y la canela, ya que lejos de atraerlas, las repelen.

Eliminar las hormigas del jardín

Erradicar las hormigas del jardín es una misión casi imposible, pues están al aire libre y es díficil evitar que accedan a él. No obstante, hay una serie de medidas que puedes seguir para tenerlas controladas y evitar te estropeen plantas y flores.

El remedio más eficaz en este caso es usar tierra de diatomeas, un mineral de origen vegetal extraído de la tierra, constituido por algas microscópicas que actúa como insecticida ecológico. Entre sus ventajas, encontramos que se trata de un producto muy duradero, su acción es casi inmediata y no produce ningún daño al medio ambiente. Además, no presenta toxicidad, por lo que su uso es totalmente seguro. Tan solo deberás rociar esta tierra por el suelo del jardín o en las hileras de hormigas que encuentres.

Echa un vistazo al vídeo explicativo de la cuenta de YouTube «cosas del jardín» para ampliar información sobre este insecticida natural.

Remedios caseros para acabar con las hormigas

  • Si has encontrado hormigas en tu huerto o plantas, puedes preparar una mezcla de agua con tabaco natural, y regarlas como de costumbre. Además, actúa como fertilizante y es capaz de acabar con otras plagas de insectos como la araña roja. Para ello mezcla 60 gramos de tabaco con un litro de agua y aplícalo en las plantas cada 7 días, durante aproximadamente 2 meses.
  • El zumo de limón trastorna el sentido de orientación de las hormigas. Si bien es cierto, que no las elimina, es útil si queremos alejarlas de ciertas estancias como la cocina.
  • Como hablábamos anteriormente, los olores fuertes no les gusta. Por tanto, alimentos como la canela o el laurel, e incluso algunos aceites esenciales como el de árbol de té o de lavanda, son efectivos para mantenerlas lejos. Simplemente deberás añadir unas gotitas de aceite esencial o de la canela o hierba aromática en determinados puntos de la estancia.
  • Si lo que deseas es eliminarlas, puedes preparar una mezcla a base de bicarbonato de sodio y azúcar. Las hormigas se sentirán atraídas por esta mezcla, pero lo cierto es que es nociva para ellas.
  • El vinagre de limpieza es una buena opción para fregar el suelo cuando tenemos hormigas en casa, pues es capaz de eliminar la huella que van dejando las hormigas, de manera que se desorientan y pierden el camino.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete y recibe nuestros consejos y novedades!

* se requiere
Te ayudaremos mejor si sabemos más de tí