Publicado el

Cómo limpiar la tapicería de sillas, sofás o del coche sin dañar el color

Limpiar la tapicería de los sofás, sillas o sillones del coche puede resultar una tarea bastante engorrosa… Sin embargo, es tu única opción si eres de esas personas que renuncia a utilizar un protector o funda que, si bien sabes que son prácticos para evitar las manchas y mucho más fáciles de lavar, no te permiten lucir tu preciosa tapicería. 

Por ello hemos querido escribir este artículo para tí, en el que te enseñaremos unos sencillos pasos para limpiar las tapicerías sin dañar el color, te aconsejamos algunos productos que realmente valen la pena, así como algunos trucos para hacerte esta tarea más sencilla y económica. 

1.- Pasos para limpiar la tapicería de sillas, sofás o del coche. 

Existen muchos sofás y sillas junto con las tapicerías de los coches que no se pueden desfundar, o que son desefundables parcialmente, y que por lo tanto, no queda otro remedio que lavarlas a mano. 

A continuación te muestro unos sencillos pasos para llevar a cabo esta tarea de la manera más sencilla y rápida posible. 

  1. En primer lugar, aspira bien la superficie para eliminar el polvo, los ácaros y otra suciedad superficial.
  2. A continuación, presta atención a las manchas. Aplica un poco de peróxido de hidrógeno o agua oxigenada en la mancha y remueve suavemente con un cepillo de cerdas suaves para tratar de hacer el menor daño posible a la superficie. El agua oxigenada es un producto utilizado para blanquear las manchas en superficies de tela, pero dado que puede ser un poco agresivo para algunos tejidos, recomendamos rebajarlo con agua para evitar así daños en el color. 
  3. Una vez atacadas las manchas más visibles, procederemos a limpiar toda la superficie completa con un producto adecuado para tapicerías. Existen muchas opciones en el mercado para la limpieza en seco con spray o en mojado rebajado con agua, con espuma o sin espuma… Escoge el que mejor te convenga y utilízalo siguiendo las indicaciones del fabricante. En cualquier caso, te recomendamos hacer uso de dos paños, uno para aplicar el producto y otro limpio para retirarlo. De este modo, evitarás esparcir la suciedad en lugar de eliminarla. 
  4. En último lugar, trata de quitar la mayor cantidad de humedad posible con un paño seco y deja secar bien la superficie ya limpia antes de usarla nuevamente.

2.- Productos recomendados para la limpieza de tapicerías.

Existen numerosos remedios naturales a base de productos como el vinagre, el bicarbonato o el limón, que son muy efectivos para la limpieza de manchas y polvo en tejidos. Sin embargo, a veces, puede no ser suficiente para eliminar totalmente la suciedad y las bacterias de nuestra tapicería, y además, son productos agresivos, que si no se diluyen con suficiente agua, pueden ocasionar daños y manchas. 

Es por ello que te recomiendo que si utilizas alguno de estos remedios naturales, hagas siempre primero una prueba en un lugar pequeño y escondido de tu sofá o sillón donde puedas comprobar como reacciona. 

Cómo limpiar la tapicería con amoniaco

Para limpiar la tapicería de tu coche, sofá o sillas con amoniaco, tan solo tienes que mezclar agua templada con un chorro de este producto y aplicarlo con una esponja o cepillo de cerdas blandas mediante movimientos circulares por toda la tapicería, incidiendo de manera más concienzuda en las manchas si las hubiera.

Nuestro consejo es que utilices un amoniaco perfumado para evitar que la tapicería deje un olor fuerte y desagradable después de la limpieza. Hoy en día puedes encontrar amoniaco perfumado en cualquier supermercado.

Trata de no humedecer en exceso la superficie, ya que de lo contrario, pueden aparecer manchas de humedad y tardará mucho más en secarse. 

Cómo limpiar la tapicería con bicarbonato y vinagre

En primer lugar, prepara una mezcla de aproximadamente un 1 litro de agua con un chorro de vinagre y una cucharada pequeña de bicarbonato. A continuación, con ayuda de una esponja o un cepillo de cerdas blandas, aplica por toda la tapicería mediante movimientos circulares. Intenta no impregnar demasiado la tapicería, para que se seque más rápido y no se creen manchas por la humedad. 

Cómo limpiar la tapicería con oxígeno activo

El oxígeno activo o percarbonato de sodio es un desinfectante natural que se usa en muchos casos como sustituto de la lejía, por su poder de desinfección y quitamanchas sin llegar a ser corrosivo y no deteriorar los colores. 

Es por ello que se convierte en un buen producto para limpiar las tapicerías. 

Para usarlo tan solo debes realizar una solución de aproximadamente 250 ml de agua caliente con dos cucharaditas de oxígeno activo en polvo. Puedes añadir, además, un poco de detergente para lavar la ropa. Vierte la mezcla en un pulverizador para que sea más fácil de usar. Trata de hacer la cantidad necesaria en función de la superficie que vayas a limpiar, pues esta mezcla no debe guardarse para futuras aplicaciones, ya que habrá perdido su eficacia.

Pulveriza la solución sobre la tapicería y restriega la suciedad y las manchas con una esponja, paño o cepillo de cerdas suaves. Para finalizar, retira el exceso de producto con un paño blanco humedecido en agua. Es importante que el paño sea blanco para evitar manchas en el tejido. Deja secar la tapicería completamente antes de usar.

Cómo preparar un limpiador casero desinfectante con oxígeno activo.

Productos para la limpieza profesional de tapicerías

Si por el contrario prefieres usar un producto más seguro y potente te propongo a continuación algunos específicos para la limpieza de tapicerías, que ofrecen grandes resultados a un precio económico y que harán mucho más rápida y fácil esta tarea.

Assist limpiador espumoso en seco para tapicería y enmoquetado.

Zep Assist – Limpiador espumoso en seco para tapicería y enmoquetado.

Es un limpiador muy cómodo y fácil de usar ya que se aplica directamente sobre la mancha y se frota suavemente hasta que se disuelve. Es inofensivo con los colores puesto que no daña la intensidad de los colores naturales del tapizado.
Además, limpia la suciedad sin dejar restos, marcas o cercos.

Exmo limpiador de alfombras, moquetas y tapicerías

Exmo – Limpiador de alfombras, moquetas y tapicerías sin espuma.

Elimina la suciedad, la grasa, las huellas de los pies, el betún, el barro, las manchas de aceite, etc., profundamente atrapados en alfombras, moquetas, tapicerías… Refresca los colores y disipa los malos olores.

KDS NR 11 limpiador multifuncional

KDS NR 11 – limpiador multifuncional desinfectante y agradablemente perfumado

No tóxico, no inflamable y no abrasivo. Aplicable en cualquier lugar donde el agua se pueda usar de manera segura. Su carácter bacteriostático inhibe el desarrollo de bacterias con una gran durabilidad, y además, tiene un agradable perfume suave.

Tapidux limpiador de moquetas

Champú neutro espumoso para la limpieza manual de moquetas, alfombras y tapicerías

Elimina eficazmente la suciedad de la superficie en alfombras, moquetas y tapicerías, al mismo tiempo que protege los colores. Efectivo, económico y muy fácil de usar.

3.- ¿Cómo limpiar las tapicerías de cuero?

Las tapicerías de cuero requieren de un cuidado especial por la delicadeza del material del que están hechos.

Sin embargo, su limpieza es mucho más rápida, ya que las manchas y la suciedad son mucho más fáciles de eliminar que en las tapicerías de tela o microfibra.

Te mostramos en tan solo dos pasos cómo limpiar las tapicerías de cuero, ya sea de un sofá o un coche. 

  1. Empieza por eliminar el polvo y los residuos más visibles con un paño húmedo en agua. Puedes añadir unas gotas de jabón suave, preferiblemente que sea hidratante. Si has creado demasiada espuma, deberás pasar a continuación un trapo húmedo en agua totalmente limpia para eliminar cualquier resto de jabón.
  2. A continuación aplica un producto para hidratar el cuero con un paño seco y limpio mediante movimientos circulares. Esto le devolverá el brillo y disimulará notablemente los posibles desperfectos y zonas desgastadas.
Limpiador y nutridor de cuero netocuir

https://kemcanarias.es/producto/limpiador-y-mutridor-de-cuero-netocuir/Netocuir – Limpia y nutre el cuero

Netocuir es un limpiador y nutridor de todas las superficies de cuero. Contiene lanolina que nutre el cuero devolviéndole su suavidad y brillo natural.

4.- ¿Cómo limpiar las tapicerías con vaporeta?

Si tienes una vaporeta en casa es una excelente opción para limpiar las tapicerías de tu hogar e incluso del coche. Estas son algunas de sus ventajas:

  • Respeta y cuida los tejidos.
  • Elimina los malos olores.
  • El vapor a altas temperaturas disuelve mejor la suciedad y facilita la eliminación de manchas.
  • No necesitas productos de limpieza, tan solo agua. 
  • Ayuda a desinfectar las tapicerías eliminando ácaros y bacterias. 

Para limpiar la tapicería de tu sofá o coche con vaporeta, aspira bien la superficie en primer lugar para eliminar el polvo y residuos. A continuación llena la vaporeta, preferiblemente con agua filtrada, siguiendo las instrucciones del fabricante. 

Una vez alcanzada la temperatura deseada, aplica el vapor con movimientos ascendentes y descendentes por todo el sofá o sillón. Si es la primera vez que usas la vaporeta en un tejido concreto, te recomendamos probar primero en un rincón pequeño con el fin de cerciorarte de no tener ningún inconveniente.

Si consideras que con una sola pasada la tapicería no ha quedado como esperabas, puedes repetir el proceso las veces necesarias. 

Finalmente, ventila durante unas horas el sillón o sofá hasta que quede completamente seco. 

5.- Trucos y consejos para la limpieza de tapicerías

  • Uno de los consejos más importantes, que te evitarán más de un disgusto, es que siempre hagas una pequeña prueba en un rincón escondido de tu tapicería de cualquier producto que vayas a usar, y lo dejes actuar unas horas para ver si no afecta al tejido. Una vez compruebes que el producto reacciona bien y no altera el color, puedes proceder a aplicarlo en el resto de la superficie.
  • Si el tejido de tu silla o sofá es muy delicado, utiliza para la limpieza un cepillo de cerdas muy suaves, y envuélvelo, además, en un trapo de microfibra para evitar dañarlo.
  • Utiliza un cepillo de dientes que ya no uses para limpiar entre las costuras y poder llegar a los huecos más pequeños.
  • Realiza la limpieza con agua tibia o un poco caliente. Se ha demostrado que la limpieza es más profunda que cuando se utiliza agua fría, pues los productos se disuelven mejor a altas temperaturas. Además, se combaten mucho mejor los gérmenes.
  • Limpia y deja secar la tapicería en un lugar donde no le de el sol de forma directa ya que se puede alterar los colores.
  • No dejes que las manchas se sequen o que pase mucho tiempo antes de limpiarla, ya que mientras más tiempo pase, más difícil será eliminarla.