Publicado el

Paso a paso para limpiar las llantas de aluminio y dejarlas como nuevas

Cuando limpiamos nuestro coche o moto las llantas y las ruedas suelen pasar desapercibidas, y con el paso de los años, comienzan a presentar incrustaciones de grasa, causadas, en gran parte, por la suciedad generada durante la fricción de las pastillas contra el disco durante la frenada, e incluso empiezan a aparecer manchas de óxido muy poco estéticas, que hacen parecer nuestro vehículo viejo y descuidado. 

En este artículo te mostramos el paso a paso para limpiar las llantas de aluminio y dejarlas como nuevas, junto con nuestra recomendación de productos y algunos trucos y consejos básicos.  Asimismo, te enseñamos la mejor manera de limpiar los neumáticos sin dañarlos.

Paso a paso para limpiar las llantas de aluminio

Antes de mostrarte el paso a paso para dejar tus llantas como salidas de fábrica, quiero contarte una serie de consejos básicos que te van a venir muy bien a la hora de limpiarlas.  

  • Para empezar, es importante que las ruedas estén frías. Cuando conducimos, los frenos van transmitiendo calor hacia las ruedas, y si no esperamos a que se enfríen, al limpiarlas, los productos pueden crear cercos al secarse con mayor rapidez. Además, evita que te puedas quemar durante la limpieza.
  • Te recomendamos, también, ir limpiando las ruedas de una en una. Los productos que utilices tienen un tiempo determinado de acción, y si los dejas más de la cuenta, es posible que dañes la llanta. 
  • Si vas a probar un producto por primera vez, es mejor que hagas primero una prueba en un pequeño espacio para comprobar que el producto actúa bien y no va a dañar la superficie.  
  • Si quieres limpiar también tus neumáticos (más adelante te mostramos cómo) te recomendamos que lo hagas antes de limpiar las llantas puesto que la suciedad puede caer en éstas. 

A continuación te enumeramos los pasos a seguir para dejar tus llantas como salidas de fábrica:

  1. En primer lugar, aplicamos agua, a ser posible a presión, para eliminar la suciedad más superficial.
  2. Preparamos un cubo con agua y le añadimos entre un 1 y un 5% de fórmula 50, un limpiador desengrasante que contiene una combinación de detergentes sintéticos, suavizantes del agua, procesadores de alcalinidad e inhibidores de corrosión, que no daña las superficies metálicas.
  3. Vertemos la solución en un espumero y aplicamos por toda la llanta.
  4. A continuación, dejamos actuar entre 5 y 10 minutos.
  5. Con una esponja podemos incidir en aquellas áreas donde la suciedad esté más incrustada o donde haya depósitos de grasa. Podemos hacer uso de un cepillo de dientes para llegar a las zonas donde es no es posible acceder con la esponja.
  6. Enjuagamos con abundante agua, preferiblemente caliente, entre los 40 y los 50ºC.
  7. Finalmente, secamos con un paño o bayeta.


Pulverizador a presión de 5 Litros

¿Cómo limpiar los neumáticos sin dañarlos?

Si quieres realizar una limpieza de la rueda completa, tienes que tener en cuenta que los neumáticos no deben limpiarse con los mismos productos que utilizamos para las llantas, puesto que son productos que pueden dañar el caucho y reducir la vida útil del neumático.

Para limpiarlos basta con aplicar una solución compuesta de agua con glicerina a partes iguales, mediante el uso de un cepillo que permita llegar a todos los huecos. La glicerina aportará hidratación al neumático haciendo que se vea más brillante, además, no solo no lo daña, si no que evita que le aparezcan grietas. 

Si quieres un resultado más profesional o simplemente quieres un producto listo para su uso, te recomendamos Caubrill, un abrillantador de caucho a base de polisiloxanos, alcoholes de alto peso molecular y tensioactivos no iónicos especialmente indicado para su utilización en ruedas, gomas, alfombrillas y similares.

Productos caseros para limpiar las llantas de aluminio

Existen diversos métodos caseros para limpiar las llantas, que si bien son más económicos, son enormemente corrosivos, lo que puede dañar el brillo de las mismas y producir daños en el neumático. Por lo tanto, te recomendamos que hagas uso de estos productos caseros con mucha precaución:

  • Vinagre blanco: es útil en aquellos casos donde queremos deshacernos de la grasa. Aplicado con una bayeta, aporta además brillo a la superficie. 
  • Limón: es conocido por sus propiedades blanqueantes. Dilúyelo en abundante agua para aportar brillo a la llanta sin dañarla.
  • Coca cola: es comúnmente conocida para limpiar manchas difíciles, incluso de óxido. Aplícalo con una esponja o con un trozo de papel de aluminio.
  • Bicarbonato: realiza una pasta mezclando bicarbonato con agua. Aplícala sobre la llanta y déjala reposar unos minutos. Finalmente enjuaga. 

Productos para mi coche